Por Eugenio Ortiz Carreño/Bahía de Banderas

Juan Huerta, secretario sustituto de la Federación Estatal de Trabajadores CTM en Jalisco, afirmó que la situación laboral está muy complicada y nadie soportará un nuevo cierre provocado por la “cuarta ola” generada por la variante ómicron del Covid-19, por lo que “todo mundo está temblando”.

Refirió que, efectivamente, la situación laboral de las empresas es difícil por la falta de mano de obra, porque mucha gente se les fue y ahora nadie quiere regresar y menos por las condiciones en las que se pretende contratar al nuevo personal, con contratos mensuales y sin prestaciones.

“Este es un problema que vamos a ver mientras no se reactive bien la economía, pero el problema es que van a contratar a mucha gente, pero sin prestaciones y eso generará muchos problemas, aunque es algo que ya se trabaja y se va a ir solucionando poco a poco”, dijo.

En vista de tal situación, añadió que “ojalá y no nos vuelva a pegar la cuarta ola con lo de ómicron, por lo que todo el mundo está temblando y en México nadie aguanta  un cierre más en su economía… Ya se está platicando con todas las empresas y se busca arreglar, y es que los sindicatos se sientan con las empresas y hay empresas que no tienen para pagar los salarios, y se presenta la opción de o le pagas al IMSS y al Infonavit o le pagan al trabajador”.

COMPLICADO PARA LAS EMPRESAS

Por eso en la central “estamos buscando mediadores para hacer la chamba en la planta laboral y lo ideal sería que el IMSS suavizará su recaudación, pero está muy duro y a eso súmale que hay un 22 por ciento de incremento al salario, que lo anuncian como tal y que no han integrado al general, está duro, y cómo le hacen las empresas”.

“Estamos en proceso de negociar lo mejor para los trabajadores y sobre todo cuidando que se mantengan las fuentes de empleo… Lamentablemente las empresas quieren trabajadores, pero no les quieren pagar y esa gente prefiere irse si no le dan sus prestaciones completas”.

Por eso la mayoría se va a Estados Unidos y ya no quieren trabajar en el campo y se provoca otro problema, porque “se va a llenar Puerto Vallarta de gente de Chiapas, de Guerrero, porque la gente local no quiere trabajar, la gente local le deja su espacio en el campo y luego se traen gente de otros estados.

En suma, es una situación muy complicada, aunque estamos avanzando pero a pasos muy lentos”, reconoció el directivo cetemista sustituto de Rafael Yerena Zambrano.

This div height required for enabling the sticky sidebar