OPINIÓN

Por Jorge Berry (*) – m.jorge.berry@gmail.com

El general de brigada Vicente Pérez López, comandante de la 41 Zona Militar de Puerto Vallarta, confirmó ayer por la mañana, lo que todos ya sabíamos. Dos mujeres pertenecientes a las fuerzas armadas fueron secuestradas por un comando en la zona de Marina Vallarta, presuntamente como respuesta al operativo de la semana pasada, que resultó en la captura y muerte de un alto mando del crimen organizado. El general informó que venían aún más refuerzos a la zona de Vallarta y Bahía de Banderas, y que la búsqueda de las mujeres sería exhaustiva, y con la participación del Ejército, Marina y Guardia Nacional.

A unos cuantos kilómetros hacia Nayarit, se está jugando un torneo de golf de la PGA por primera vez en la historia de nuestro destino. La televisión de Estados Unidos trasmite en vivo desde Vidanta, la sede del torneo, unas 12 horas diarias, durante los 4 días que dura el torneo. Es una coincidencia muy desafortunada, ante la posibilidad de que el escaparate publicitario que conlleva un evento de esta magnitud, pueda verse contaminado por los hechos violentos de estos días.

Creo hablar por todos al expresar mi satisfacción de que ambas mujeres fueran encontradas sanas y salvas por la tarde en una pequeña plaza comercial de Fluvial Vallarta.

La espiral de violencia se está agudizando en todo el país, y la ya muy cansada cantaleta de los “abrazos y no balazos”, empieza a provocar hartazgo en la sociedad. La violencia se está apoderando de los mecanismos de entendimiento entre los ciudadanos.

Cuando dos grupos de cooperativistas que pretenden el control de la cementera Cruz Azul deriva en un choque en el que mueren 8 personas en Tula, Hidalgo, algo anda muy mal.

En Monterrey, la joven Debanhi fue encontrada sin vida después de que en su búsqueda hallaron los restos de cuatro mujeres más. Cuando las autoridades informaron las circunstancias de la muerte de Debanhi, atribuyendo su deceso a un accidente, el 73% de los regios piensa que fue asesinada.

En Irapuato, la Guardia Nacional mató a un joven estudiante de 19 años, e hirió a otra universitaria. Su pecado fue asustarse ante un retén de la Guardia Nacional, no detener su auto, y la reacción inmediata del elemento de la GN fue soltar plomazos.

Leí en tuiter esta semana que en gobiernos anteriores la hemos pasado mal, y tal vez peor que en este, pero por lo menos, no nos odiábamos. Los mexicanos teníamos una bien ganada fama de responder con solidaridad ante la desgracia ajena, de ayudarnos unos a otros. Esa es la más grande desgracia que ha provocado el presidente Andrés Manuel López Obrador. Su incansable, insistente, e insultante discurso diario sembrando el odio y el enfrentamiento entre los mexicanos será la herencia más importante de este sexenio, y la más difícil de erradicar.

El documento que expidió la Secretaría de Educación Pública sobre los cambios a los planes de estudio refleja la gran inseguridad que tienen. Siguiendo el libreto del Grupo de Sao Paulo, pretenden modificar la enseñanza para ajustarla a sus creencias fanáticas. Reemplazan la educación con el adoctrinamiento, y la parte central es declarar enemigos de México a los enemigos del presidente. No quiere ser Juárez, quiere ser Mussollini.

No se puede concluir otra cosa, luego de escuchar la descabellada iniciativa de reforma a la ley electoral que pretende acabar con el INE. Adán Augusto, el secretario de Gobernación, quien expuso los detalles de la iniciativa, y quien debía usar una camiseta que diga “Aguas Claudia, ahí te voy”, explicó que bajo el nuevo esquema, habría 7 consejeros, que llegarían por voto o consulta popular. Esto de las consultas es interesante. Sabemos cómo se las ha gastado en el pasado el gobierno con las consultas. Una consulta, completamente ilegal y amañada, nos costó un aeropuerto moderno de primer mundo, que sería un motor de la economía, y no un elefante blanco como el Felipe Ángeles. Y, para colmo, pagamos por los dos.

¿Alguien cree que el gobierno no metería la mano en la selección de candidatos para consejeros? Basta con ver lo que hizo con la SCJN.

Esta iniciativa es aún peor que la reforma eléctrica que no pudo imponer. Por ello, es importante compactar y solidificar el bloque de oposición en el Congreso que impedirá esta nueva barbaridad.

Y así andamos.

+++++

De última hora, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmaron que aparecieron las dos oficiales del Ejército que fueron secuestradas. La subteniente Tania Quintanar Zarco y la sargento Ana Laura Olvera fueron localizadas a bordo de un vehículo en el centro comercial de Plaza Fluvial que comentaba párrafos arriba.

Presentan algunos golpes, pero en general, su estado de salud es aparentemente bueno. Están siendo evaluadas en un hospital. Las encontraron a las 4:30 de la tarde de ayer. Una gran cosa poder cerrar la semana con una buena noticia.

¡Hasta el lunes, amigos de Bahía y Vallarta!

(*) Periodista, comunicador y líder de opinión con casi 50 años de experiencia profesional.

This div height required for enabling the sticky sidebar