Puerto Vallarta/Rodrigo López Becerril

Decenas de carritos del supermercado están dispersos en calles de la ciudad en colonias cercanas a las tiendas, ya que son utilizados por consumidores y pepenadores, quienes se los llevan a su casa y los dejan donde sea.

Esta situación afecta a conductores en algunas vialidades donde los carritos del supermercado son abandonados, o a vecinos en calles donde los abandonan, ya que pronto son usados como basureros, depósito de bebidas alcohólicas o viviendas rodantes de algunas personas en situación de calle.

El reporte recibido refiere que en la avenida Politécnico hay varios carritos acumulados, dado que recientemente abrió una empresa recicladora en esa vialidad, que le compra a los pepenadores de la zona, por lo que estos usan los carritos como el vehículo para trasladar latas, envases, fierro viejo, electrodomésticos descompuestos y todo lo que rescatan de la basura en La Aurora y otras colonias aledañas.

El problema es aún mayor, ya que en opinión de algunos vecinos denunciantes, la empresa de reciclaje o chatarrera como la llaman, compra literalmente de todo, es decir cable y tubería de cobre, electrodomésticos,

menaje de casa, lavadoras, tanques de gas, herrería, y casualmente son artículos que se han empezado a robar en la colonia Educación.

Por lo anterior, los vecinos hacen un llamado a las autoridades municipales para que pongan orden en el tema del manejo de los carritos del supermercado, que haya mayor control por parte de las empresas para no permitir que cualquier persona se lleve los carritos a su casa, los use y los deje donde sea; asimismo se pide que haya más vigilancia en las colonias Educación y La Aurora donde se ha registrado el incremento en los robos de los artículos mencionados.

También se solicita una inspección por parte del área de Padrón y Licencias e incluso Reglamentos para verificar que todo esté en regla en la chatarrera mencionada, ya que llama la atención que puedan estar comprando todo lo que les llevan incluso sin verificar la posibilidad de que algunos artículos sean robados, por lo que deberán mostrar factura de su mercancía.

El tema de las recicladoras se repite por todo el municipio, ya que son consideradas empresas con pocas restricciones y mínimo cuidado en verificar lo que le compran a los pepenadores, incitando así el círculo vicioso de los robos de material eléctrico, tubería, herrería incluso muebles, lo que ha ocurrido en escuelas y casas habitación.

Han aumentado los robos en algunas colonias como la Educación, denuncian usuarios de las redes sociales, y solicitan la intervención de las autoridades tanto en la vigilancia como en la supervisión de ambas situaciones, el uso de los carritos del supermercado como las condiciones de reglamentación de la empresa recicladora.

This div height required for enabling the sticky sidebar