Agencias/SUN/Ciudad de México

De aprobarse la propuesta de extender las vacaciones de seis a 12 días, debe considerarse una aplicación gradual para las micro y pequeñas empresas, dijo la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El problema sería que puede afectarse la operación o ponerse en riesgo la sustentabilidad financiera de la empresa, porque regularmente tienen diez colaboradores, mientras que las medianas y grandes empresas ya otorgaban más vacaciones y mayor prima vacacional que la marcada por la ley.

Por eso, «la propuesta del sector empresarial, es que la aplicación de esta reforma que dignifica a los trabajadores y que busca que el periodo vacacional se incremente, sea progresiva para que en 2023 se otorguen nueve días y para 2024, 12 días», dijo el presidente de la Confederación, José Medina Mora.

Sugirió que el goce de las vacaciones se quede «en seis días y seis días, y no suba a 12 en una sola exhibición; esto es impráctico para todas las empresas y hasta para los mismos trabajadores».

Pidió que la vigencia inicie en 2023 para que se preparen las empresas y «que se precise cómo van a quedar las vacaciones de los trabajadores que actualmente ya tienen uno, dos y tres años cumplidos en una empresa. Es decir, que se establezca en los transitorios que todos los que estén en este supuesto suban a 12 días».

Para lo que hace más productivos a los trabajadores «no es el hecho de trabajar más horas, sino mejorar la calidad del trabajo y la calidad de vida, y eso se logra dando a los colaboradores el tiempo necesario para su descanso y la convivencia con su familia».

This div height required for enabling the sticky sidebar