Por Fernando Álvarez/Puerto Vallarta

Las cifras son contundentes y el posicionamiento del Dr. Jorge Villanueva Hernández – presidente de la Asociación de Empresarios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas AEBBA A.C, también lo es: “Ya no es posible seguir ignorando la realidad de que la violencia sexual infantil existe en nuestra sociedad y que los mecanismos vigentes para enfrentar este grave problema no están funcionando”.

Sus palabras cimbran a los sistemas de asistencia social y familiar, a las Fiscalías o Procuradurías de Justicia de Jalisco y Nayarit. Que hacen el silencio ante el clamor doloroso de una madre que reclama atención y justicia.

El presidente de AEBBA, lanza su llamado “desde la desesperación, desde la impotencia, desde la indignación de vivir en una sociedad que no ha sido capaz de proteger a sus niñas, niños y adolescentes para que estas futuras generaciones se desarrollen en una vida sin violencia, sin el fatídico miedo en el silencio de sus interioridades”.

Y llama en su reflexión a la acción de la Sociedad Civil Organizada para que los menores de edad se vean crecer, y poco a poco tomen conciencia de que viven en una sociedad donde se destruyen vidas y sueños de niñas y niños; donde irremediablemente estas sociedades por indiferencia y apatía se destruyen a sí mismas.

Consternado el Dr. Villanueva menciona que duele y cala la apatía por parte de los encargados de impartir justicia en nuestros municipios de Puerto Vallarta y de Bahía Banderas, en este sensible tema que hoy no tan solo nos afecta, si no por el contrario se acrecienta año con año.

Pero señala que “estos fallidos impartidores de justicia se olvidan que en su vida familiar, tienen hermanas, hermanos, probablemente hijos e hijas. Y con su actitud no tan solo le fallan a la justicia por la cual fueron contratados, sustancialmente se fallan a sí mismos y a la sociedad por no proteger a lo más valioso con que cuenta una sociedad; es decir a nuestras niñas y niños”.

Precisa que también duelen y calan los resultados de los encargados de buscar el bienestar de la familia; es decir, de los DIF municipales. Al afirmar que en estas Instituciones es donde se gestan programas los cuales no tienen indicadores de medición que nos digan que cumplen su función por ley de promover el “bienestar de la familia”.

El Dr. Jorge Villanueva considera que “han olvidado que su principal función es trabajar para que nuestras niñas y niños tengan una vida sin violencia, con derecho al amor, a la educación, a un sano desarrollo que culmine en la felicidad de la niñez constructora de sueños infantiles en una sociedad en la cual serán próximamente actores principales”.

LAS MEDICIONES REVELAN CIFRAS DEMOLEDORAS

De acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE, 2021), se estima que en 2020 el 95.1% de los delitos sexuales no se denunciaron. De igual manera, se indica que una de cada 10 mujeres fue abusada sexualmente durante su infancia. En Puerto Vallarta, del 2019 al 2020 el número de NNA víctimas totales bajó 5%, en consonancia con la tendencia estatal del 12.1%.

Sin embargo, en el período 2020-2021 subió un 29.5%, muy por arriba del incremento general estatal del 10.2% con respecto al año anterior, pasando de 149 menores violentados en 2020 a 188 en 2021.

Puerto Vallarta y Bahía de Banderas como ciudades turísticas en orden comparativo con destinos como Acapulco o Solidaridad Playa del Carmen están estadísticamente muy por arriba con cifras demoledoras.

Señaló que por cada 10 mil habitantes menores de 19 años estos son los datos para el año 2021: Puerto Vallarta 32.7; Bahía de Banderas 12.6; Playa del Carmen 10; y Acapulco 2.8.

UN LLAMADO A LEVANTAR LA VOZ COMO SOCIEDAD CIVIL

El Dr. Jorge Villanueva – Presidente de la AEBBA, hace un llamado a levantar la voz como sociedad civil en este delicado tema, y destaca que madres y padres en la Delegación de las Juntas en Puerto Vallarta, Jalisco ya lo están haciendo.

Al tiempo en que advierte y cuestiona: ¿cuantas niñas y niños guardan silencio, y sus padres al enterarse se encuentran ante la indiferencia de las autoridades responsables; es decir, de las Fiscalías Estatales y de los DIF municipales?

Por lo que considera que “ya no es posible seguir ignorando la realidad de que la violencia sexual infantil existe en nuestra sociedad y que los mecanismos vigentes para enfrentar este grave problema no están funcionando”.

Así, el Dr. Villanueva demanda finalmente la atención de las Fiscalías Anticorrupción de Nayarit y Jalisco, para que verifiquen datos y estadísticas y se pueda responsabilizar a los encargados de la justicia y a los encargados de darle protección y bienestar a la familia.

Y precisa que de no hacerlo, “seremos cómplices por omisión e indiferencia de este atentado contra lo más preciado de una comunidad, que es su niñez base y futuro de las próximas generaciones de cualquier sociedad”.

This div height required for enabling the sticky sidebar