Por Rafael Delgado Gutiérrez/Tepic

El titular de la Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado, Julio César López Ruelas, informó que para asegurar los gastos de fin de año que conlleva el pago de aguinaldos y de prestaciones a la burocracia, entre otros, hacen gestiones en la Federación, con el propósito de contar con más de 2 mil millones de pesos para cumplir con los compromisos a menos de tres meses de que concluya 2022.

“Las finanzas del estado se han estado cuidando con mucho esmero. Día a día se revisa, vemos lo que se está recaudando, cómo vamos aplicando el recurso porque la crisis en la que recibimos la administración aún no concluye, es un tema de largo plazo donde vamos saneando las finanzas y en esa medida vamos cumpliendo los compromisos que van saliendo”, anotó.

Puso como ejemplo, que en este año por indicaciones precisas del gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero, transitan y dan atención a todos los compromisos que hay. Sin embargo, todavía no pueden cantar victoria hasta que sea un periodo más largo en el que vayan saliendo de los compromisos.

Recordó que al inicio de la administración lo primero fue atender la urgencia financiera de pagar en tiempo y forma, salarios, prestaciones y después desahogaron otro tipo de compromisos.

Sobre todo, subrayó, con la recaudación propia, el gobernador dispuso la generación de mucha obra pública y mucha inversión.

López Ruelas dijo no saber aún si en su momento, la actual administración estatal pudiera recurrir al préstamo bancario porque revisan los compromisos de fin de año y sería el último recurso que use de ser necesario.

“Al señor gobernador le parece que el estado no debe endeudarse, entonces, siempre buscamos primero las alternativas de los recursos propios, el recurso que podemos gestionar en la Federación y finalmente, sólo en caso de ser necesario, podríamos tomarlo porque ya lo hemos hecho, el año pasado lo tuvimos que hacer y evitamos en lo posible, seguirlo haciendo, solamente que sea el extremo”, indicó.

Recordó, que el año pasado, primero solicitaron 300 millones de pesos en septiembre porque no tenían para pagar la nómina del día 30, luego en diciembre, para aguinaldos 550 millones y otros 200 millones para ayudar a la Universidad Autónoma de Nayarit y sobre cuya cantidad, todavía pagan.

Esto, aseguró, ayudó a que, por primera vez en cinco años, la universidad no parara labores, con la gran voluntad del gobernador Miguel Ángel Navarro y su gestión, se consiguieron 200 millones de la Federación y el estado se endeudó con casi 200 millones más para poner su parte y financiar a la universidad.

This div height required for enabling the sticky sidebar