Agencias/AP/Las Vegas

Se dio a conocer que Jennifer Lopez (JLo) y Ben Affleck se casaron. Luego de comprometerse hace 20 años, separarse y reanudar su relación en 2021, la pareja se dio el “sí” en una ceremonia secreta el pasado sábado en Las Vegas, pues ambos deseaban que fuera “Elvis Presley” quien oficializara la ceremonia; sin embargo, llegaron tarde por lo que la boda tuvo que realizarse sin la presencia del “Rey del rock”.

JLo —ahora Jennifer Lynn Affleck por elección de la famosa— y Affleck entablaron una relación amorosa en 2002 pero se separaron y 20 años más tarde finalmente son marido y mujer. Antes de que JLo compartiera las primeras imágenes de la celebración, “TMZ” y la agencia de noticias AFP ya habían reportado que  la pareja había firmado una licencia de matrimonio en el sábado 16 de julio.

Tan sólo unas horas después, la intérprete de “Let’s Get Loud” confirmó las versiones que aseguraban que ella y el actor de 49 años habían contraído nupcias, luego de comprometerse el pasado mes de abril. La cantante contó algunos de los pormenores que formaron parte de la boda, pues aseguró que ella y Affleck emprendieron un viaje a Las Vegas y que tuvieron que esperar a ser casados, como otra de las cuatro parejas que aguardaron su turno esa noche.

La cantante de 52 años no perdió la oportunidad para hacer referencia a los años que tuvieron que esperar para casarse: “Lo logramos. El amor es hermoso. El amor es amable. Y resulta que el amor es paciente. Veinte años de paciencia”, indicó en un comunicado publicado en su página oficial, “On The JLo”.

Finalmente, la cantante aseguró que su boda fue perfecta, pues estuvieron presentes los hijos de ambos: “Cuando el amor es real, lo único que importa en el matrimonio es la promesa que hacemos de amarnos, cuidarnos, comprendernos, ser pacientes, amorosos y buenos el uno con el otro. Gracias a la capilla Little White Chapel por permitirme usar la sala de descanso para cambiarme mientras Ben se cambiaba en el baño de hombres”, agregó.

El mes pasado la pareja adquirió una mansión de 60 millones de dólares en California, donde ahora comenzarán una nueva vida en familia.

This div height required for enabling the sticky sidebar