Agencias/Ciudad de México

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que la información científica relacionada con la duración de la inmunidad que ofrecen las vacunas contra el COVID-19 indica que ésta se extiende hasta seis meses después de haber recibido la segunda dosis o la única, dependiendo del biológico.

Alejandro Cravioto, presidente del grupo que asesora a la OMS en cuestiones de inmunización, señaló que la mayoría de los fármacos ofrecen “una protección robusta al menos seis meses contra formas severas de la enfermedad, aunque se ha observado cierta disminución (de la eficacia) frente a cuadros graves, especialmente en adultos mayores y personas con enfermedades subyacentes”.

Al respecto, Carlos Alonso Reynoso, epidemiólogo e investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explicó que no se pierde la inmunidad por completo en ese tiempo y que es recomendable aplicar la tercera dosis.

Acentuó que esas dosis de refuerzo “van a favorecer que el sistema inmune pueda incrementar la protección que ya traía previamente, pero que empezaba a declinar para volver a tener una protección robusta contra las variantes existentes y probablemente contra las variantes que puedan surgir nuevamente”.

Por esa razón, la instancia de científicos de la OMS indicó que mantiene su recomendación de que sólo se ofrezcan dosis de refuerzo a los adultos mayores, así como a los trabajadores sanitarios, en particular si recibieron vacunas con virus inactivados, que corresponde a la tecnología utilizada en las vacunas de las farmacéuticas Sinovac y Sinopharm.

En ese caso, el personal sanitario “debe recibir el refuerzo lo más pronto posible”, dijo Cravioto.

Reservar las terceras dosis a los grupos de mayor riesgo permitiría que los países pobres, donde las tasas de vacunación son muy bajas, puedan recibir las vacunas que necesitan, defendió la organización.

Alejandro Macías, infectólogo y exzar de la influenza durante el sexenio de Felipe Calderón, opinó que “en México se ofrece la revacunación con la vacuna de AstraZeneca a quienes se vacunaron con vacuna de Pfizer. No está mal, de acuerdo con la experiencia de campo en Europa, y con estudios básicos, la combinación funciona bien”.

This div height required for enabling the sticky sidebar