Por Miguel Ángel Ocaña Reyes/ Puerto Vallarta

Aproximadamente 40 familias de la colonia Playa Grande que habitan en la parte oriente del río Pitillal están parcialmente incomunicados desde que la crecida del río se llevó el segundo puente debido a lo cual atraviesan el afluente ayudados por una soga que atraviesa de lado a lado para ir a sus centros de trabajo, motivo por el cual también un grupo de vecinos abrió una vereda a golpe de machete para llegar al paradero de

camiones en la colonia San Esteban tramo por el cual tardan entre 40 y 50 minutos, informó Marcos Rodríguez, Agente Municipal.

En este sentido, al recibir la visita de los presidentes de las cámaras empresariales de Puerto Vallarta, explicó que las personas afectadas por la caída del puente son mpas de las que se pensaba inicialmente, también afectó familias que habitan en La Pedrera, sumando así aproximadamente 200 personas.

“Están aislados pero ya varias personas se cambiaron a este lado (del río) todavía hay unas cinco familias que están allá y ahorita están rodeando… lo que afectó fue el río, como a las tres y media de la mañana, a un ladito de la base del puente había un árbol de higuera, entonces cuando ya empezó a bajar de nivel el agua, fue cuando el árbol cayó y lo tumbó, yo creo que hay como 35 casas o más afectadas que necesitan el puente para poder cruzar, es muy necesario, porque también el agua tumbó otro puente colgante que da al restaurante del ejido Playa Grande, y la carretera también está destrozada toda el área de los pozos de SEAPAL que tenemos, desde ahí afectó hasta el restaurante, todo el puente colgante se lo llevó, está impactante el destrozo que hizo el río.”

Por su parte María Cecilia Rodríguez Palomera, propietaria de un negocio a la orilla del río en Playa Grande, aseguró que algunas familias aunque alcanzaron a salir de sus casas, también resultaron afectadas, por lo cual han recibido apoyo tanto de la autoridad estatal como municipal para salir adelante.

“Hay varias familias, como unas 38 familias, algunas se salieron y hay más allá arriba, algunas alcanzaron a salir por allá cuando vieron que ya iba muy alto el río, y por allá por el restaurante brincó y se fue por toda la calle, y allá abajo donde está la perrera, esa se acabó y más para acá también se acabó el rancho.”

En este sentido, el ingeniero Arturo Betancourt, quien visitó las ruinas del puente el pasado fin de semana, afirmó que es necesario hacer una

“Necesitamos hacer primero un proyecto, primero una mecánica de suelos, ver el tipo de suelo, la erosión que haya tenido el puente, y realmente todo esto hay que desbaratarlo y hacerlo nuevo proyecto para poner un puente atirantado, parecido a esto, pero esto realmente ya no va a servir, un puente colgante es lo que está previniendo el doctor (Jorge) Villanueva, un puente atirantado… yo creo que se llevaría cuando menos dos meses en hacerlo, este se lo llevó el río porque estaba abajo y si ves los árboles que se llevó, lo jalaron y aquí se piensa levantar como seis metros de altura para que no tenga problema…”

Por su parte, el doctor Jorge Villanueva, afirmó que impulsará la propuesta con toda la iniciativa privada en Puerto Vallarta para construir ese puente a la brevedad, si es que los recursos que anunció el Gobierno de Jalisco tardan en llegar.

This div height required for enabling the sticky sidebar