Por Mario Herrera García/Tepic

En lo que va de la sequía que se vive en Nayarit, la Comisión Forestal del Estado tiene en registro más de 34 incendios, que en su mayoría son provocados por la mano del hombre.

Por este motivo hacen un llamado a la población en general a evitar hacer fogatas, tirar bachichas de cigarro u otros objetos que con los fuertes rayos solares pudieran provocar fuego en las malezas y bosques de esta entidad.

José de Jesús Escobedo Vergara, director general de la Comisión Forestal del Estado de Nayarit, informó que hasta el momento la estadística es de 34 incendios, de los cuales la afectación es de 4,811 hectáreas que, en comparación al año pasado, es mucho menor a las 13,979 hectáreas siniestradas por el fuego en 2021.

Esto significa que hay una reducción considerable de superficie porque las brigadas de combate a incendios del estado están al pendiente y realizaron trabajos de prevención que ayudaron a que no se propagara el fuego. En municipios como Tepic y Santa María del Oro, entre otros.

Sin embargo, reconoció que hasta el momento sólo uno de estos fenómenos de gran tamaño es el incendio que se localiza en el municipio del Nayar, por el cual reciben la ayuda de Secretaría de la Defensa Nacional para apagar la zona siniestrada que se conoce como “Pedernales”.

Este lugar es una cañada de difícil acceso donde la Secretaría de la Defensa Nacional los apoya con un helicóptero y con 30 soldados que se sumaron juntos con las brigadas del gobierno estatal y federal, en la lucha por extinguir este incendio sobre el que todavía no cuantifican los daños en pastizales y a árboles de pino.

El funcionario estatal dijo que hay preocupación porque se está en el mes de mayo donde son más fuertes las temperaturas y están a la expectativa sobre cualquier problema que se pueda presentar para que se combata a tiempo.

Desde luego, anotó, en esta época de sequías y en la pasada Semana Santa, invitaron a la población en general y a los turistas que estuvieron en los destinos de recreación y de playa, a través de la distribución de publicidad preventiva para que evitaran aventar colillas y dejar vidrio expuesto a los rayos solares.

“Siempre se le echaba la culpa a los cañeros y da la casualidad que por el lado de este sector, no hemos tenido incendios”, concluyó.

This div height required for enabling the sticky sidebar