Por Eugenio Ortiz Carreño/Bahía de Banderas

La semana de inicio de año, también registró un incremento en el número de ballenas enmalladas, ya que el viernes se localizó una frente a Conchas Chinas, y una más fue liberada en Los Cabos, informó la bióloga Astrid Frisch Jordán, quien añadió que una más fue reportada pero no se localizó debido a que el reporte fue incompleto.

Relató que el viernes pasado, la ballena jorobada enmallada fue detectada por ella, por el rumbo de Los Arcos, cerca de Conchas Chinas. “Yo la encontré porque salí temprano a un recorrido de investigación”, dijo la bióloga al detallar que fue una “buena coincidencia porque era temprano”.

Comentó que ella sale una o dos veces a la semana a recorridos de investigación y en esta oportunidad le tocó localizar esa ballena, y para su rescate apoyaron bastante elementos de Profepa, ya que en esa zona hay un tráfico intenso de embarcaciones turísticas y se estuvieron desviando para evitar una colisión con la ballena.

Pronto llegó el equipo de RABEN, que es un equipo interinstitucional de personas capacitadas para llevar a cabo rescates de ballenas que se enredan en artes de pesca. Para proceder a la liberación de la ballena, se cuidó que no se acercaran embarcaciones.

“Estuvimos haciendo maniobras por cuatro horas, nos llevó hasta Yelapa, estuvo un poco difícil porque las mamás siempre son así, porque protegen a su cría y no les gusta que se le acerquen y entonces son maniobras complicadas, de mucha paciencia y de echarla cabeza”, dijo la bióloga.

Agregó que se le quitó restos de red, “lo que llamamos red fantasma, no era la red completa sino restos de una red agallera, que traía en la cabeza y llegaba hasta el final del cuerpo y más o menos, como 30 o 32 metros de cabo, más las boyas y un poco de restos de red, traía varias boyas, pero chicas, fue diferente al caso pasado que eran boyas grandes, en este caso son boyas chiquitas tipo donas”.

This div height required for enabling the sticky sidebar