Se comprometen a ordenar, ahora sí, servicio de transporte público

Por Gerardo González/Puerto Vallarta

Con el objetivo de dar orden a los servicios públicos de transporte en Puerto Vallarta, el presidente municipal, Luis Alberto Michel Rodríguez, se reunió con el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Jalisco, Rafael Yerena Zambrano.

También estuvieron los dirigentes e integrantes de los sindicatos de choferes y taxistas, representantes del servicio público federal, funcionarios municipales y la Guardia Nacional.

Todos, coordinarán las acciones que permitan mejorar los medios de transporte con que cuenta este destino turístico.

CUIDAR LA IMAGEN DE VALLARTA

Los participantes en esta mesa de trabajo coincidieron con el alcalde en que se debe cuidar la imagen de Puerto Vallarta, evitando cualquier tipo de confrontación entre los prestadores de estos servicios.

Coincidieron en la necesidad de que se respeten las áreas de carga y descarga, que se cuide la presentación tanto de las unidades como de los choferes que forman parte de esta actividad.

Ellos son el primer y último contacto que los turistas nacionales como internacionales tienen con este destino, entre otros temas más con los que se busca mejorar la prestación del mismo.

MÁS AGENTES DE TRÁNSITO

Se acordó tener la presencia de agentes viales en las zonas de mayor afluencia de transporte público, como las paradas ubicadas frente a la Administración Portuaria Integral (API).

También se cuidará el actuar de los agentes de Tránsito Municipal para que se eviten posibles excesos o arbitrariedades.

Además, deberán ser vigilantes de que se respete el servicio que ofrecen camiones y combis que trasladan pasajeros entre Puerto Vallarta y Bahía de Banderas.

También se estarán realizando operativos para detectar taxis piratas o que no cuentan con los permisos correspondientes.

Se acordó la creación de una ventanilla o un canal de comunicación entre los transportistas y el área de vialidad y se invitó a los transportistas a cumplir con los reglamentos para evitar sanciones.