Un dia mas no hubo que lamentar decesos