Agencias/AFP/Estados Unidos

La madrugada de este domingo se registró un tiroteo masivo en club nocturno gay el cual dejó al menos cinco muertos y 18 heridos en la ciudad de Colorado Springs, Estados Unidos.

El ataque sucedió luego de que varias personas acudieran al club para celebrar el Día de la Memoria Transgénero, que actualmente se celebra el 20 de noviembre para honrar a todas las personas trans que han sido asesinadas en ataques violentos. 

El tiroteo es el último de una larga historia de ataques contra la comunidad LGBT en Estados Unidos. El más mortífero de ellos ocurrió en Orlando, Florida, en 2016.

Fue Pamela Pamela Castro, portavoz del Departamento de Policía de Colorado Springs quien anunció el lamentable suceso la madrugada del domingo.

«Con mucho dolor tengo que decirles que hemos tenido un tiroteo en un club local esta noche», dijo la portavoz.

Mencionó que fueron 18 las personas que resultaron heridas y cinco muertos, cifra que estaba sujeta a cambios a medida de que la investigación continúa.

«Tenemos 18 heridos y cinco fallecidos. Esa cifra está sujeta a cambios a medida que la investigación continúa. El FBI ya está en el lugar de los hechos y prestando asistencia», explicó.

Castro informó que la policía recibió una llamada de emergencia justo antes de la medianoche del sábado (06H57 GMT del domingo) diciendo que había un tiroteo activo en el Club Q.

La portavoz dijo que los equipos médicos y los agentes respondieron y «localizaron en el interior a un individuo que creemos que es el sospechoso», que se encuentra detenido en un hospital recibiendo tratamiento médico.

Los propietarios del Club Q dijeron en Facebook que «están devastados por el ataque sin sentido a nuestra comunidad».

«Agradecemos las rápidas reacciones de los heroicos clientes que sometieron al pistolero y pusieron fin a este ataque de odio», añadieron.

El club había anunciado anteriormente un evento LGBT que comenzaba a las 20H00 del sábado.

«Celebramos el Día de la Memoria Transgénero con una variedad de identidades de género y estilos», decía el posteo.

Un equipo de emergencias médicas, que incluía 34 bomberos y 11 ambulancias, fue enviado al lugar del tiroteo, según el portavoz del Departamento de Bomberos de Colorado Springs, Mike Smaldino.

«Desafortunadamente, estos son eventos para los que nos entrenamos (…) así que es por eso que tuvimos una respuesta tan grande», dijo el portavoz.

El Departamento de Policía de Colorado Springs convocó una conferencia de prensa a las 8H00 sobre el tiroteo.

This div height required for enabling the sticky sidebar