Agencias/AFP/California

Diez personas murieron y al menos otras 10 resultaron heridas en un tiroteo en una localidad del sur de California con mayoría de residentes de origen asiático, y el presunto autor de la matanza seguía prófugo cinco horas después, dijeron autoridades el domingo.

El atacante abrió fuego en un salón de baile en Monterey Park, en las afueras de Los Ángeles, mientras la comunidad local celebraba el Año Nuevo Lunar, y testigos dijeron que disparó indiscriminadamente con un arma semiautomática.

Andrew Meyer, de la oficina del Sheriff del condado de Los Ángeles, indicó a periodistas que policías respondieron a las llamadas de emergencia alrededor de las 22:20 del sábado y cuando llegaron encontraron personas saliendo de la discoteca.

Al ingresar al lugar, 10 personas fueron declaradas muertas y al menos 10 víctimas adicionales debieron ser llevadas a varios hospitales locales, donde permanecen en condiciones desde estable hasta grave.

«El sospechoso huyó de la escena y su detención sigue pendiente», dijo Meyer. La policía no dio una descripción del sospechoso y no dijo qué tipo de arma usó.

Monterey Park, a unos 13 kilómetros al este del centro de Los Ángeles, es hogar de unas 61 mil personas, la mayoría asiáticas o asiático-estadounidenses.

This div height required for enabling the sticky sidebar