Por Fernando Álvarez/Puerto Vallarta

Como Presidente de la Asociación de Empresarios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas (AEBBA) y empresario del sector médico- hospitalario, el Dr. Jorge Villanueva reconoce que en este inicio de año nuevamente se vive en la incertidumbre y vulnerabilidad, pero que debemos de saber coexistir con el Covid-19 y sus variantes, con un manejo de plena responsabilidad e inteligencia.

Para el dirigente empresarial de la AEBBA, el 2020 será un año que marcará un antes y un después en la historia a nivel mundial. Pues la pandemia de SARS-CoV-2, mejor conocida como Covid-19, vino a situar a la humanidad en una nueva dimensión, en la cual hay factores predominantes y, además, se vive inmerso en una nueva realidad que no acaba de mostrar sus últimas y verdaderas dimensiones.

Destaca que de esta nueva realidad sobresale en primer término el concepto olvidado o poco recordado por los ciudadanos del siglo XXI y que es su vulnerabilidad. “Todos sin distingos de credo, raza, situación social y/o económica, hemos sido tocados de una u otra forma por la pandemia de Covid-19”.

Y el “otro gran componente que nos trajo esta pandemia es ‘la incertidumbre’, nadie sin excepción tiene certeza de cuál será el final de la coexistencia con este virus, mucho menos si seremos parte de esa etapa de ese final”.

CIFRAS: COVID-19 Y SUS VARIANTES

Refiriendo a las cifras que se vislumbraron en diciembre del año pasado en México, las cuales oscilaron en la segunda quincena del último mes del 2021, entre 18 mil a 35 mil casos activos en cifras cerradas.

Pero al cerrar la medición oficial por las dependencias de salud de país, detalla que del 15 de diciembre pasado al 15 de enero del 2022, es decir en tan solo un mes, nuestro país registró casi 300 mil casos activos de Covid-19, y desafortunadamente se duplicó la hospitalización.

El Dr. Jorge Villanueva comenta que los especialistas en el tema hablan de que la variante Omicrón se comporta con una virulencia terrible en cuanto a número de contagios, siendo menos patógena que las cepas anteriores, representando un menor número de internamientos de gravedad en los sistemas hospitalarios privados y públicos.

De igual manera, comparte que para los meses de octubre y noviembre del año pasado el 100 por ciento de las secuencias de Covid-19 lo representaron la variante Delta. Y las estimaciones de esta primera quincena de año consideran que por lo menos la variante Omicrón es la causante del 40 por ciento de los contagios.

INCERTIDUMBRE DAÑA ECONOMÍA

“Nuevamente surge de manera importante el principio de incertidumbre que, por cierto, es dañino para la economía de cualquier nivel”, opina el Dr. Jorge Villanueva.

Y sostiene que nadie sabe a ciencia cierta qué va a suceder en los próximos tiempos con la variante Omicrón y sus efectos. Pero que todos los estudiosos del tema coinciden en que “no es una gripita”, pues hasta este momento se comporta con una menor incidencia de personas graves, pero aun así es un hecho que sigue siendo una enfermedad grave.

Con base en los datos, considera que las peores decisiones que se pueden asumir es continuar con la posición de no vacunarse o la de permitir infectarse de una vez. Por lo tanto, aconseja que por bien individual y familiar, la premisa más importante a estas alturas de la pandemia es seguir cuidándose y no bajar la guardia en ningún momento.

Además que las medidas son de sobra conocidas, la sana distancia, un debido aislamiento, el uso de cubrebocas adecuado, respetar los aforos, el lavado continuo de manos, entre otras.

SABER COEXISTIR CON EL COVID-19

Señalando una de las variantes que se está presentando en el manejo actual y con base en información de los investigadores de la UNAM, cuando una persona se enferma de Covid-19 deberá de cumplir cinco días de aislamiento y, si no tiene sintomatología se podrá presentar a sus actividades normales con las medidas generales del caso, pero si llegara a presentar sintomatología deberá de cumplir los 10 días de aislamiento.

Por su experiencia como líder empresarial del sector médico- hospitalario, el Dr. Jorge Villanueva opina que “la vida laboral, social, familiar no puede parar, debemos de saber coexistir con el Covid-19 y sus variantes. Manejarnos con plena responsabilidad e inteligencia, extremar medidas higiénicas”.

Determinando que “en nuestro entorno turístico, debemos de entender que la vocación turística de nuestra región aumenta los riesgos, para los locales y para nuestros visitantes. Es por eso, que por salud y por economía debemos extremar las precauciones sanitarias que todos de sobra conocemos”.

This div height required for enabling the sticky sidebar