Agencias/EFE/Bolivia

Un niño de unos 11 años en la ciudad boliviana de Caranavi sustrajo alrededor de seis mil dólares a su familia para comprar «diamantes» del juego de video «Free Fire», en un caso en el que se arrestó al hombre que se cree indujo al menor.

Como resultado de las investigaciones de la Policía hay un aprehendido de 22 años «que generaba intimidación y amenazas para que el menor siga sustrayendo el dinero», manifestó a los medios el jefe de la Unidad de Trata y Tráfico de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), Boris Gutiérrez.

El arrestado es el dueño de dos salas de computación con conexión a internet en Caranavi, una pequeña ciudad situada a unos 161 kilómetros al noreste de La Paz, y que han quedado clausurada tras los actos preliminares de investigación. El niño de 11 años sabía dónde guardaban el dinero sus padres y fue sacando varias cantidades hasta completar los seis mil dólares.

El menor no era consciente de la cantidad exacta de dinero que entregó al individuo que únicamente le otorgó algo más de mil dólares en «diamantes», que son una especie de moneda que sirve para acceder a distintos niveles del juego, según la versión de los medios locales.

La Policía arrestó al sujeto que indujo al menor a darle el dinero tras considerar que «ha perturbado su integridad» y por lo que ahora debe afrontar la acusación de corrupción de menores.

This div height required for enabling the sticky sidebar