Agencias/SUN/Estados Unidos

Tras haber iniciado su juicio el pasado 20 de septiembre, el martes 4 de octubre el actor mexicano Pablo Lyle fue declarado culpable de homicidio involuntario por la muerte de Juan Ricardo Hernández, de 63 años de edad.

Juan Ricardo Hernández era una persona de origen cubano con la que Lyle tuvo aquella discusión en 2019, y al que golpeó provocándole el fallecimiento cuatro días después en el hospital.

Este miércoles se daría a conocer la sentencia que recibiría el actor mexicano Pablo Lyle tras ser hallado culpable de homicidio involuntario.

Sin embargo, la defensa del actor pidió que se pospusiera dicha sentencia, la cual se dará a conocer el 14 de noviembre; Lyle podría pasar hasta 15 años en prisión.

El actor mexicano, conocido por su actuación en telenovelas como «Adorable maldición», estuvo en arresto domiciliario por tres años, además, tuvo que pagar una fianza de 50 mil dólares.

ENCONTRADO CULPABLE

Cabe recordar que tras haber iniciado su juicio el pasado 20 de septiembre, el actor mexicano Pablo Lyle fue declarado culpable de homicidio involuntario por la muerte de Juan Ricardo Hernández, de 63 años de edad, persona de origen cubano con la tuvo aquella discusión en 2019 y que golpeó provocando el fallecimiento cuatro días después en el hospital.

El mexicano de 35 años de edad habría comunicado a la jueza Marisa Tinkler Méndez, quien llevó el juicio en la Corte Criminal de Miami-Dade, que por iniciativa propia y bajo el consejo de sus abogados no testificaría en la audiencia.

Pablo Lyle quien participó en la telenovela «Adorable maldición» y en la película «Mirreyes vs godínez» matizó que la decisión sobre no testificar no estuvo sometida a alguna presión.

El jurado fue compuesto por 6 personas, quienes llegaron a esta conclusión final después de que la fiscal Gabriela Alfaro repitiera las últimas palabras del cubano antes de que fuera agredido por Pablo y caer al suelo: «por favor no me hagas daño».

Los abogados del actor mantuvieron que Lyle actuó en defensa propia y solicitaron otra vez, de nuevo sin éxito, la desestimación del caso bajo la ley de defensa propia del estado de Florida.

La sentencia no se dio a conocer, pero el actor mexicano podría enfrentar hasta 15 años de prisión tras ser declarado culpable, considerando que durante tres años estuvo bajo arresto domiciliario.

This div height required for enabling the sticky sidebar